Doctor, quiero unos dientes baratos y guapos! (y sanos)

Doctor, quiero unos dientes baratos y guapos! (y sanos)

Esta es una frase que escuchamos mucho en nuestro Hospital Dental. He añadido entre paréntesis “sanos” porque no hay que olvidar que este concepto es el primero a tener en cuenta.  La patología dental no ha cambiado a lo largo de la historia. Lo que ha cambiado es el aumento del nivel de vida, la mejora de los materiales odontológicos y la necesidad de dar una buena imagen. Esto ha hecho que los pacientes no solo deseen sonrisas sanas, sino también guapas. Ante un diente roto, mal posicionado o descolorido tenemos un arsenal de posibilidades para poder mejorarlo. Debemos preguntarnos cuales son nuestras prioridades. El famoso dicho, “las 3 B”, Bueno, Bonito y Barato, casi nunca se produce. Es necesario abordar cuatro conceptos, (dando por supuesto el de la salud): durabilidad, estética, costo y tiempo de ejecución del tratamiento. En función del orden en que coloquemos estos conceptos nos resultará el tratamiento que podemos aplicar. En los tiempos que vivimos tratamos de adaptarnos a las necesidades de cada paciente. Hay que explicar e informar muy bien para que luego se tome la mejor decisión. Así, por ejemplo, si al sonreír vemos un diente oscuro, que nos afea, podemos solucionarlo con un “empaste” traslúcido, que se hace en poco tiempo, y su costo es bajo, sin embargo, su durabilidad es dudosa.  Otra solución pasaría por la colocación de una carilla de cerámica o zirconio, cuya dureza es cuatro veces superior a la de un diente natural y por ello su durabilidad es altísima, aunque su costo es más elevado.  En definitiva, debemos valorar cada caso, escuchar al paciente, y ofrecerle la mejor solución, acorde a sus prioridades. No cabe duda que la cara es lo primero que miramos cuando nos relacionamos. Y la boca forma parte muy importante de la misma. Tenerla en buenas condiciones, además de poder comer, sonreír, hablar…… nos dará buena presencia, alegría y optimismo.

Es fundamental escuchar al cliente

 

Esta es una frase que escuchamos mucho en nuestro HOSPITAL DENTAL. He añadido entre paréntesis “sanos” porque no hay que olvidar que este concepto es el primero a tener en cuenta.La patología dental no ha cambiado a lo largo de la historia.

Lo que ha cambiado es el aumento del nivel de vida, la mejora de los materiales odontológicos y la necesidad de dar una buena imagen. Esto ha hecho que los pacientes no solo deseen sonrisas sanas, sino también guapas. Ante un diente roto, mal posicionado o descolorido tenemos un arsenal de posibilidades para poder mejorarlo. Debemos preguntarnos cuales son nuestras prioridades. El famoso dicho, “las 3 B”, Bueno, Bonito y Barato, casi nunca se produce.

Es necesario abordar cuatro conceptos, (dando por supuesto el de la salud): durabilidad, estética, costo y tiempo de ejecución del tratamiento. En función del orden en que coloquemos estos conceptos nos resultará el tratamiento que podemos aplicar. En los tiempos que vivimos tratamos de adaptarnos a las necesidades de cada paciente. Hay que explicar e informar muy bien para que luego se tome la mejor decisión. Así, por ejemplo, si al sonreír vemos un diente oscuro, que nos afea, podemos solucionarlo con un “empaste” traslúcido, que se hace en poco tiempo, y su costo es bajo, sin embargo, su durabilidad es dudosa.Otra solución pasaría por la colocación de una carilla de cerámica o zirconio, cuya dureza es cuatro veces superior a la de un diente natural y por ello su durabilidad es altísima, aunque su costo es más elevado.
En definitiva, debemos valorar cada caso, escuchar al paciente, y ofrecerle la mejor solución, acorde a sus prioridades. No cabe duda que la cara es lo primero que miramos cuando nos relacionamos. Y la boca forma parte muy importante de la misma. Tenerla en buenas condiciones, además de poder comer, sonreír, hablar…… nos dará buena presencia, alegría y optimismo.

Reconstruccion dental Clinica Lucas

Reconstrucción dental

Reconstruccion dental2 Clinica Lucas

Reconstrucción dental

 

 

 

 

 

Doctor, quiero unos dientes baratos y guapos! (y sanos). Dr. Víctor Lucas. Odontoestomatólogo. Subdirector del Hospital Dental de Asturias.